Unbreakable Kimmy Schmidt: Una serie absurdamente optimista

Por: Oralia Vallejo


Imagina vivir en un bunker, sin radio ni televisión, convencida de que el apocalipsis llegó, creyendo que fuiste salvada junto con otras tres mujeres; por el carismático líder de una secta religiosa y un día tu hogar de nuevo recibe la luz del sol gracias a un grupo de policías que ha llegado a rescatarte.

Así comienza Kimmy Schmidt, serie lanzada por Netflix en el año 2015 y que hace unos meses estrenó su tercera temporada. Aunque el planteamiento inicial nos remonta a un capítulo de Criminal Minds o Law and Order,  no se desarrolla así; esta es una comedia  inteligente que consigue ser mordaz y hacer una crítica al estilo de vida actual mientras te hace reír y sentir nostalgia por los días en los que no estabas todo el tiempo en Facebook.

Los chistes van rápido, están plagados de referencias a la cultura pop y como era el mundo a finales de los noventa; porque Kimmy estuvo encerrada 15 años y en ese tiempo cambiaron muchísimas cosas. Ahí es donde comienza la diversión, en la comparación y el contraste, de la vida antes y después del siglo XXI.

fb0f1f71e62bcd88c8a11c17ee94eb0ea6cf05d9c43359c9e27762bd33f1c133

La protagonista ingenua y en ocasiones demasiado boba puesto que  es una mujer de 30 que piensa y actúa como una chica de 15 años, nos presenta un  divertido ejemplo de actitud positiva  y tenacidad. Después de ser rescatada y llevada a entrevistas en varios noticieros y programas matutinos junto con sus compañeras de encierro, se rehúsa a regresar a su pueblo y ser siempre una “mujer topo” -como la llaman los medios- así que se queda en Nueva York decidida a recuperar su vida.

El resto de los personajes son los que aportan cinismo y humor negro para equilibrar tanto color y dulzura; Lillian, la casera del edificio, una anciana que vive de negocios  ilegales y está en contra de la gentrificación de su vecindario, Tituss Andromedon, un actor y cantante en quiebra con actitud de diva a quien no le queda más opción que aceptar a Kimmy como compañera de cuarto para evitar ser desalojado y Jacqueline, una esposa trofeo vanidosa y adinerada que la contrata como niñera de su hijastra adolescente y su hiperactivo hijo pequeño.

Cada episodio tiene al menos dos historias paralelas que con humor ágil y velocidad para resolver situaciones hacen que corran cómo agua los 30 minutos que dura cada uno. Temas como el racismo, la homofobia, el empoderamiento femenino,  consumismo irracional , las sectas religiosas, la inmigración ilegal  y la identidad de los  nativos americanos son presentados de una forma tan cruda e irreverente  que resulta difícil no reflexionar un poco después de cada episodio. Eso no es casualidad pues la serie está producida por Tina Fey, una excelente comediante egresada de las filas de Saturday Nigth Live, el programa de humor y critica sociopolítica por excelencia.

La lista de actores invitados es un desfile de personalidades salidas de producciones como Saturday Nigth Live, 30 Rock, Arrested Development, Mad Men e incluso Friends.

Así que enciérrate en tu propio bunker, con una gran reserva de palomitas y una buena conexión a internet, para disfrutar el humor ácido y absurdo pero siempre optimista de Unbreakable Kimmy Schmidt.

21057069_1797784246916231_1974653194_o

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*