T2: La secuela menos esperada

Por Ayax Treviño “El Camaleón”

 

 

Luego tanto tiempo ha llegado la que quizás es la secuela menos esperada de la historia. ¿Por qué? Porque Trainspotting no sólo era única, era perfecta. Una cinta que triunfó desde la independencia para convertirse en uno de los filmes más icónicos de los 90s. Llego desde una rendija o quizás desde el excusado más elegante de Escocia para conquistar a toda una generación y convertirse tarde o temprano en miembro oficial de la cultura pop de nuestros días.

La pregunta es entonces: ¿Era necesaria la segunda parte? Antes que todo debemos subrayar que tanto la primera como la segunda de Trainspotting están basadas en libros de Irving Welsh, Trainspotting y Porno (nombre del libro que no llegó a la cinta, quizás por lo “fuerte” que pudiera percibirse dicho título). Ya otras novelas de Welsh se llevaron a la pantalla grande como Acid House y Extasis con resultados diversos pero nunca con la calidad y la respuesta que tuvo Trainspotting.

Como resultado del buen recibimiento de la cinta, el director Danny Boyle y el protagonista Mark Renton (Ewan McGregor) obtuvieron oportunidades en Holywood, muy bien aprovechadas por cierto, y se hicieron de un nombre en la industria, de igual forma las novelas de Welsh obtuvieron una atención inusitada pero luego de ver las otras adaptaciones de sus libros, lo que menos se esperaba era la continuación de la historia de Renton y compañía, pero por fin la hicieron, ya se rodó y ya está aquí para deleite de sus seguidores.

La primera queja que tengo es acerca de las pocas copias que se compraron para México. Unas cuantas salas. ¿Las empresas dedicadas al cine no se dan cuenta de la fuerza mediática del acontecimiento? ¿Dónde han estado los últimos 20 años? En fin, quizás se arrepientan (ojalá que sí).

No quiero sumergirme tanto en la trama y los detalles para no llenarlos de spoilers, creo que si les gustó la primera, deben ver ésta, no hay una verdadera razón de peso para no verla. Es una historia bien armada (obviamente por estar basada en una novela), como todo, cada uno de nosotros pensará “le faltó esto, le sobró aquello”, es difícil darnos gusto a todos, tomando en cuenta el pedestal en el que se ha puesto a la cinta original.

Debo destacar la capacidad del grupo de actores para meterse por completo en sus papeles de nueva cuenta y hacerlo completamente creíble. Es grato encontrar a estos viejos conocidos y saber cómo actúan ante ciertas situaciones de acuerdo a lo que nos mostraron y heredaron desde hace 20 años, es sumamente agradable crear lazos con estos personajes, con su misma personalidad y el mismo humor negro flotando sobre varias escenas.

El director debió enfrentarse a un verdadero problema tener que reflejar un estilo que ya ha sobrepasado en estas dos décadas, su dirección ha avanzado enormidades y tener que ubicarla ahora en el estilo que le abrió las puertas se nota complicado. Pero es esa misma dirección la que nos hace sentirnos en familia cuando de Trainspotting se trata. Si hubieran utilizado una fotografía más sombría y con menos calidad (difícil ahora de acuerdo a los tiempos) hubieran dado completamente en el clavo.

 

Me es difícil reprocharle cosas a este equipo de trabajo, me marcaron a mí y supongo que a varios de ustedes. No puedo pedirles que sea igual de buena que la primera, definitivamente no lo es, pero dentro de todo lo que he comentado, sin duda cumple, con las obvias comparaciones y expectativas que una secuela así genera.

Antes de ir a verla, no tenía idea de qué me podría encontrar en una continuación no anunciada, de lo único que estaba seguro era de que el soundtrack sería genial, tal como en la antecesora (todo el material musical les dio para sacar dos álbumes), sin embargo, en esta ocasión realmente queda a deber y por mucho, sólo algunas canciones buenas pero nada para volvernos locos tal como nos voló la cabeza la 1, ¡¡hasta Suicide Squad tuvo mejor soundtrack!! Danny Boyle debió ver Sing Street y Hardcore Henry antes de terminar T2.

De igual forma algunos flashbacks para recordarnos lo que había sucedido en la primera (algunos quizás innecesarios), el uso de la cámara, cuando aparece el título de la cinta, ver lugares que reconocemos de la primera, nos hizo volver en el tiempo sin duda. Lamentablemente no nos queda ninguna escena impregnada en la memoria, tal como sucediera en la 1 con la escena del baño, el bebé, el bar, etcétera. La cinta está bien, pero hasta ahí. Todos terminarán recordando mayormente la primera, y esta nueva cinta sirve para tener un pasaje nostálgico hacia el pasado, aumentar el apego hacia estos personajes, saber qué sucede con ellos e indudablemente, recordarnos por qué amamos y seguiremos amando tanto a Trainspotting.

¿Y a ustedes qué les pareció? Manden sus comentarios

Trainspotting-2-trailer-teaser-tren-800x445

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*